domingo, 2 de julio de 2017

13. Hasta las eléctricas quieren ser feministas.  

En nuestro curso de Publicidad para PYMES señalamos que la publicidad siempre responde a los estilos y tendencias que se llevan en cada momento. En la práctica damos ejemplos de más de 100 estilos diferentes, pero es obvio que en cada época hay una serie de valores que destacan o se ponen de moda.

En estos momentos la sociedad se caracteriza por ser feminista. En todos los sectores y mercados, en todos los mensajes, en todas las empresas e instituciones, en todo los planes y proyectos privados o gubernamentales, siempre se trata de dar al menos "una pincelada" feminista a lo que se esté haciendo. No se hace por convicción; se hace por moda, por quedar bien, por hacer, en suma, lo políticamente correcto.

La última exageración en este sentido la encontramos en Iberdrola y la campaña gráfica que empezó a insertar en medios de información general de ámbito nacional como el diario El Mundo. Las empresas de energía y particularmente las eléctricas, siempre tratan de "quedar bien" ante la sociedad porque tienen fuertes complejos de culpa. Y no es para menos. A menudo se las acusa de crear oligopolios, repartiéndose el mercado entre unas pocas y bien avenidas; siempre están en el objetivo de las ONG's que combaten la contaminación del medio ambiente y también son objetivo de las Organizaciones de Consumidores, por concertar subidas de precio o emitir facturas poco claras.

La mujer en estos casos se usa y manosea para demostrar que la empresa cumple con su responsabilidad social corporativa. Demagógicamente el anuncio de su nueva campaña dice "Ella. la gran fuerza de la naturaleza". Las ONG's que defienden auténticamente los derechos de las mujeres deberían reclamar por estas prácticas publicitarias demagógicas e interesadas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario